La demolición de nuestras casas no nos impedirá aferrarnos a nuestra tierra.

El Dr. Ramzi Khoury, Director General del Fondo Nacional Palestino y Presidente del Comité Presidencial Superior de Asuntos de Iglesias en Palestina, condena otro crimen de limpieza étnica llevado a cabo por el Gobierno israelí en el área de Al-Makhrour, Beit Jala. Un crimen que sigue al de la demolición de 100 apartamentos en Wadi al-Hummus el mes pasado, las demoliciones en Bir Aouna y la toma de tierras en el valle de Cremisan.

En un comunicado, el Dr. Khoury dijo que «el gobierno israelí está tratando de presionar al pueblo palestino para desalojarlo de sus tierras mediante la demolición de casas en el área de Cisjordania y Jerusalén ocupada, la última de las cuales fue la demolición del casa y restaurante en Al-Makhrour, Beit Jala. La demolición de nuestros hogares no nos impedirá aferrarnos a nuestra tierra, el objetivo de la ocupación se ha vuelto claro, estamos tratando con un gobierno racista de apartheid, que busca borrar cualquier cosa árabe a favor de un estado judío «.

El Dr. Khoury pidió a la comunidad internacional, al Consejo de Seguridad y a la Corte Penal Internacional que intervengan de inmediato y responsabilicen a Israel por estos crímenes y violaciones que violan el derecho internacional y las convenciones de todos los derechos humanos que penalizan la expulsión y el desplazamiento de las personas de su tierra.

Print Friendly, PDF & Email