El Comité Presidencial Superior de Asuntos Eclesiásticos de Palestina advierte de la judaización de la Ciudad Vieja de Jerusalén

El Comité Presidencial Superior de Asuntos Eclesiásticos de Palestina advierte de la judaización de la Ciudad Vieja de Jerusalén

El Comité Superior Presidencial de Asuntos Eclesiásticos del Estado de Palestina advirtió sobre los peligros de implementar proyectos de judaización que apunten a la identidad, la historia y las características de la Ciudad Vieja en Jerusalén Este.

En una declaración del Dr. Ramzi Khoury, presidente del comité y director general del Fondo Nacional Palestino, sobre el proyecto de asentamiento denominado “Plan del Centro de la Ciudad de Jerusalén Este No. 101-0465229” emitido por el llamado Comité de Planificación y Construcción del Distrito en la Jerusalén Ocupada, el Dr. Ramzy denunció que en dicho docuemnto se ha cambiado el carácter histórico árabe, islámico y cristiano de la Ciudad Vieja, en clara violación de todas las resoluciones internacionales relacionadas con la ciudad ocupada de Jerusalén, incluidas las resoluciones de la UNESCO.

El comité pidió a todas las iglesias en Palestina y en todo el mundo que intervengan y rechacen este proyecto, el cual constituye un ataque directo al corazón de Jerusalén, sus vecindarios, mercados históricos, calles y puntos de referencia, que afecta a 300.000 ciudadanos palestinos de Jerusalén Oriental.

El comité indicó la necesidad de que las instituciones palestinas actúen y presenten objeciones a este proyecto antes de que finalice el período especificado que finaliza el 23 de enero de 2021, para evitar la implementación de este plan, que es una continuación de las políticas y procedimientos de Judaización, que conducirá a una mayor limpieza étnica que persigue la potencia ocupante desde su ocupación de la ciudad en 1967.

El comité instó a la comunidad internacional y sus instituciones a que condenen estos proyectos y tomenmedidas prácticas para evitar su implementación, dado que Jerusalén Este es la capital ocupada de Palestina de acuerdo con el derecho internacional y la Convención de Ginebra, la cual estipula que la potencia ocupante no tiene derecho a realizar cambios en las áreas ocupadas, donde dicha potenciapretende actualmente cambiar las características de la ciudad vieja de Hebrón mediante campañas sistemáticas.